Dos emos gays follan y se masturban en una furgoneta

0%

Las furgonetas son más espaciosas que un coche típico. Estos emos saben muy bien que ese espacio extra, esa comodidad que le aportan las furgonetas puede ser usada para fines ciertamente placenteros. Este fin concretamente es comer pollas emos, además de metérselas por vía anal. Estos emos no son chicos tristes, solo le gusta ponerse el pelo, además de la indumentaria emo, pero les gusta el sexo anal, los hombres, las buenas trancas, eso no es tristeza es alegría. Así que son unos emos especiales que no ven la vida como algo tétrico, sino como algo que de disfrutarse en compañía de unas buenas trancas y si es a lomos de una furgoneta aún mejor, más excitante.

0 Comentarios